Tierra en armonía

Promoviendo tierra saludable en la Península de Azuero – eje de la ganadería y agricultura de Panamá

[object Object]

Mr.Dolores Solís

Dolores Solís, agricultor de Los Asientos, en Panamá, forma parte de una organización que está transformando el sector ganadero panameño a través de la promoción de prácticas sostenibles.

Aunque pequeño en territorio, Panamá es un país con inmensas riquezas naturales: gran biodiversidad, abundantes recursos hídricos, suelos fértiles y amplias extensiones de bosque tropical. Estos recursos naturales vitales requieren, sin embargo, un cuidadoso manejo y uso para prevenir la degradación ambiental.

Alma y corazón

Atesorada como alma y corazón de la cultura nacional, la península de Azuero es uno de los ejes ganaderos y agrícolas, y la región de mayor producción pecuaria en el país. Las ondulantes colinas de la península compiten con la atrayente costa. A lo largo de los años, la península ha experimentado dramáticas transformaciones – desde tener verdes bosques tropicales hasta ser zona ganadera, y de ser una apacible zona rural hasta convertirse en uno de los destinos turísticos más populares del país.

In the Azuero Peninsula, a tropical dry En la península de Azuero, - que es bosque tropical seco, uno de los ecosistemas en mayor peligro de toda la región biogeográfica suramericana, son evidentes las nefastas consecuencias que tiene la ganadería convencional extensiva. La deforestación y la degradación de los suelos han deteriorado aún más los servicios del ecosistema que son necesarios para mantener los medios de vida de la ganadería y agricultura.

Además, la lluvia extrema y la sequía asociadas con el cambio climático agravan las presiones de las prácticas insostenibles de uso de suelo y restaurar el ecosistema se convierte en un gran desafío. Sin embargo, los avances en la restauración de bosques y establecimiento de sistemas ganaderos sostenibles han generado mejoras en la producción y provisión de los servicios del ecosistema en los paisajes ganaderos.

El establecimiento de sistemas silvopastoriles ha sido particularmente beneficioso para la región. También conocida como agroforestería, la agricultura silvopastoril es la práctica de combinar simbióticamente los bosques con los pastizales. Siendo probablemente uno de los más antiguos sistemas de agroforestería utilizado en las regiones templadas del mundo, el sistema silvopastoril se caracteriza por integrar el cultivo de árboles con el forraje y la producción ganadera. Este tipo de sistema tiene el potencial de incrementar la producción agrícola a largo plazo.

Los sistemas silvopastoriles promueven el uso del suelo como mosaico en el que se integran los árboles con la siembra de arbustos forrajeros y la producción ganadera. Al tiempo que alivia la presión sobre los bosques naturales, esta mezcla de actividades, que abarca la siembra de árboles y arbustos en torno a la producción pecuaria, provee los bienes necesarios a las comunidades locales. Sin embargo, y probablemente por falta de información e incentivos para los ganaderos, estas prácticas habían estado virtualmente olvidadas y ausentes en el paisaje panameño.

De la finca al bosque

Con miras a enfrentar el problema, la Asociación de Productores Pecuario y Agro-silvopastoriles de Pedasí (APASPE), con el apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) que administra el PNUD, recibió un financiamiento que contribuye a gestionar la producción de los paisajes ganaderos en Los Santos mediante el establecimiento, la expansión y el mejoramiento de la ganadería y de los sistemas agrícolas sostenibles.

La organización de dirigentes ambientales APASPE, creada en 2011 y dedicada primordialmente a la ganadería y agricultura de subsistencia, está transformando el sector ganadero panameño a través del empleo de prácticas sostenibles: uno de los ejemplos inspiradores de ganadería sostenible se da en Azuero. Los integrantes de la APASPE se dedican primordialmente a la ganadería y la agricultura de subsistencia.

A través del proyecto, los miembros de APASPE pudieron introducir importantes cambios tecnológicos en la producción ganadera, incluyendo la producción silvopastoril. La finalidad del proyecto era fortalecer las capacidades de planificación de los propietarios de fincas, instaurar diversas formas de sistemas silvopastoriles, proteger los humedales, capacitar a productores y establecer huertos familiares centrados en la sostenibilidad para fortalecer la seguridad alimentaria de las comunidades locales.

Un total de 37 productores participaron en las capacitaciones sobre producción agrícola sostenible.

[object Object]

Se realizaron nueve talleres de capacitación sobre bancos de forraje,acueductos ganaderos, huertos familiares productivos, control biológico deplagas, insecticidas naturales y sistemas silvopastoriles. Se capacitaron 8mujeres y 29 hombres miembros de APASPE.

Se realizaron nueve talleres de capacitación sobre bancos de forraje,acueductos ganaderos, huertos familiares productivos, control biológico deplagas, insecticidas naturales y sistemas silvopastoriles. Se capacitaron 8mujeres y 29 hombres miembros de APASPE.

Amigos con beneficios: café y plátanos

Los agricultores de APAPSE viven en la provincia de Los Santos, península de Azuero, en el pequeño pueblo de Los Asientos, un área parte de una cuenca en estado crítico. Se seleccionó esta región para crear fincas modelo que demostraran una variedad de prácticas de restauración de suelo. Los propietarios de las fincas manejan de forma integral la cobertura boscosa al tiempo que mantienen los pastizales, empleando medios que incluyen el uso de cercas vivas, la regeneración natural de los árboles, la restauración de riberas de ríos y de humedales y sistemas silvopastoriles intensivos.

Los propietarios comparten su experiencia de transformar fincas ganaderas tradicionales a sistemas silvopastoriles y el resultante mejoramiento en la gestión del agua y la tierra, así como el incremento de la producción en finca.

Algunas especies de árboles fueron seleccionadas para que sirvieran como “cercas vivas”, las cuales dice el señor Solís que funcionan como “una carretera para los animales”.

Los agricultores que participaron en el proyecto se encontraron con que la producción aumentó y se hizo más sostenible ya que la tierra brinda a los animales una dieta saludable, fomenta una diversidad de organismos nativos del área, minimiza la huella de carbono y le brinda una calidad de vida favorable a los trabajadores.

Una lección importante para los agricultores fue comprender que la conservación no se circunscribe a las áreas silvestres y protegidas.

Los sistemas silvopastoriles, que integran el cultivo de pasto con arbustos y árboles, así como de pastizales, son usualmente más productivos que los pastizales solos.

Evidencia del concepto

Dolores Solís es uno de los agricultores participantes del proyecto en Los Asientos, en Panamá. Como el onceavo de los 17 hijos de su familia, posee el don de integrar en armonía y extiende este principio a las vacas, el café, la caña y los plátanos que hay en su finca.

Cuando se le pregunta si los sistemas silvopastoriles compuestos por cuatro fincas integradas que están conectadas a las bombas de energía solar funcionan, contesta:

“¿Que si funcionan? ¿Que si me ponen contento? Mírame la cara.” Y luego su rostro se ilumina con una sonrisa.

“Este tipo de agricultura significa más agua, más alimento, más productos para vender. Tiene muchas ventajas. Es mejor, hay más ganancia. Hemos demostrado que es mejor para todos ... Uno planta maíz y frijoles junto con los árboles y los cosecha hasta que el árbol crece lo suficiente“

“Las vacas están más saludables porque el agua está más limpia y pueden andar por donde quieran, a donde necesiten, a donde está la comida. Puedo ponerles el agua donde la necesiten. Al final, los beneficios son evidentes, asegura.“

Los beneficios de los sistemas silvopastoriles se extienden tanto a la salud de las vacas como a la de los humanos, dado que se requieren menos químicos.

Mediante el proyecto se instalaron 12 sistemas de acueducto ganadero.

Como resultado, se establecieron más de 40 hectáreas de sistemas silvopastoriles intensivos, incluyendo 25 hectáreas cubiertas con árboles nativos, de los cuales se reforestaron 7 hectáreas. Se crearon también 38 huertos familiares productivos, incluyendo uno para Solís, uno para la escuela de la localidad y uno para cada uno de los otros 36 miembros de la APASPE.

“Redes –pequeñas redes – no se trata solo de recopilar información sino también de cómo compartir y aplicar” dice Wiljelm Zitman, consultor para la supervisión y el control de las áreas protegidas del Ministerio de Ambiente. “Cuando vemos esto, nos parece que la recuperación del ambiente es posible. Se necesita tener las ganas, el trabajo y la información. Lo más importante es la información,” añadió.

De ganadero a ganadero

En 2016 y 2017, en alianza con la Iniciativa de Liderazgo y Capacitación Ambiental (ELTI) del Programa de Capacitación del Neotrópico, APAPSE llevó a cabo talleres sobre Estrategias de Restauración Ecológica para paisajes ganaderos de la Península de Azuero, divulgando y compartiendo así sus conocimientos y experiencias con otros tomadores de decisiones, al facilitar el intercambio ‘de ganadero a ganadero’ en fincas modelo.

A remarkable consequence of the use of silvopastoral systems is the increase in Un resultado notable del uso de sistemas silvopastoriles es el incremento de la biodiversidad, en comparación con sistemas de pasto únicamente.

La presencia de arbustos y árboles incrementa grandemente la cobertura para los pájaros, mamíferos y reptiles salvajes, mientras que la más amplia gama de plantas y la fertilidad del suelo también aumentan el número de insectos e invertebrados, que son beneficiosos para la agricultura. La mayoría de los ganaderos de Los Santos refuerzan lo silvopastoril con la producción de alimentos tales como maíz, plátanos, bananos y yuca.

Bombas de agua

Aunque las fuentes de agua son cruciales para los ganaderos, estas a menudo están degradadas a causa de la deforestación y el acceso abierto del ganado a las riberas. Apoyados por el proyecto, los ganaderos ahora tienen acceso a dos distintos tipos de acueductos ganaderos, tanques de reserva y bombas de energía solar para el suministro de agua limpia.

Estos sistemas de provisión de agua son alternativas clave al libre acceso del ganado a las riberas para uso como fuente de agua. Ellos conservan los bosques de galería y las fuentes de agua y facilitan la parcelación de los pastizales para la aplicación de sistemas de rotación productivo-intensivos.

Para Solís, sus bombas de agua le permiten alternar dónde pasta su ganado y utilizar sus tierras más cuidadosamente. Orgulloso, nos muestra cómo funciona su bomba y se maravilla de cuán lejos puede transportarse el agua.

Pequeños Subsidios = Gran Impacto

El PPD suministra apoyo financiero y técnico a las iniciativas de la sociedad civil y las comunidades para proteger y conservar los recursos naturales, al tiempo que se mejora la calidad de vida de las comunidades. Desde 2006, el Programa de Pequeñas Donaciones ha apoyado más de 170 proyectos en Panamá.

Para mayor información sobre los proyectos que el PPD apoya en Panamá, visite SGP Panama Country Page.

Para mayor información sobre este proyecto en especial, visite el siguiente perfil de proyecto del PPD: Establishment of cattle ranching sustainable systems in Los Asientos, Province of Los Santos.

Para obtener información general sobre Programa general de pequeñas donaciones, visite el sitio web del PPD.

[object Object]

PIES DE PÁGINA: Texto: Ana Maria Currea, Beatriz Schmitt y Andrea Egan / Photos: © Andrea Egan para el PPD Panamá